Sábado, 25 de marzo 2017

Tecnología en Café

 
El Café, nuestro producto bandera de agro-exportación, además de tener importancia agrícola, tiene también importancia económica, social, industrial y laboral.

De las 370 000 ha, plantadas a nivel nacional, el 60% son plantaciones antiguas mayores de 15 años con rendimientos promedios que oscilan entre 12 a 15 qq/ha. La productivi­dad promedio nacional es de 12 qq/ha encontrándose por debajo del promedio mundial; incidiendo so­bre estos niveles de productividad diversos factores, entre los cuales se encuentra la antigüedad de las plantaciones, además se observa un deficiente uso de los fertilizantes, lo que conlleva a una disminución de la productividad en los pequeños y medianos productores cafetaleros.

Otro problema tecnológico impor­tante que disminuye la producción y rentabilidad del cultivo es el defi­ciente manejo y control de plagas, siendo la Broca del café (Hypothe­nemus hampei) considerada como la principal plaga que causa el ma­yor daño económico al cultivo de café, ocasionando pérdidas del 10 al 40% de la producción, con fuer­tes impactos negativos en la baja calidad del grano, perdida del ren­dimiento, incremento en el uso de plaguicidas tóxicos, y aumento de los costos de sanidad del cultivo.

En tal sentido, para dar solución a la problemática tecnológica antes planteada el Programa Nacional de Cultivos Agroindustriales del INIA, ha desarrollado dos tecnologías: la pri­mera denominada Rehabilitación y fertilización en plantaciones de café y la segunda denominada Manejo Integrado de la Broca del Café, las mismas que ya están siendo usadas por los productores cafetaleros.

La segunda alternativa tecnológica consiste en la integración y aplicación de ocho principios del Manejo Inte­grado de la Broca del café a través de reglamentación comunitaria den­tro del agroecosistema del cultivo de café, para mantener a la plaga debajo de su umbral económico, lográndose reducir el daño causado por esta pla­ga desde un 40% hasta un 5%. 

Impacto social

  • El incremento de los ingresos me­jorará las condiciones y calidad de vida de los pequeños y media­nos productores cafetaleros.
  • Los productores que aportan con la mayor divisa de agro expor­tación, se encuentran en condi­ciones de extrema pobreza, y la transferencia de estas dos tec­nologías contribuirá a superar di­chas condiciones.
  • La adopción de la tecnología de MIP Broca, permitirá fortalecer las formas organizativas ances­trales, a través de las relaciones comunitarias y familiares dentro de una comunidad.

Impacto económico

  • El nivel de la producción del cul­tivo de café se incrementa en un 100% desde la primera campaña de aplicación de la tecnología, fortaleciendo su unidad producti­va en forma sostenible y evitando la colonización a nuevas áreas.
  • Disminución de la superficie de cafetales antiguos, de las unida­des productivas menores de 5 ha por efecto de la rehabilitación.
  • Incremento de superficie de cafe­tales renovados.
  • Reducción de los costos de pro­ducción del cultivo al aplicar la tecnología con la intervención de la mano familiar, por ser de uso sencillo, fácil y práctica.
  • Incrementa sus ingresos, por la tecnificación del cultivo al mejorar la producción y calidad de produc­to; así mismo la comercialización organizada, que es incentivada por las empresas comercializado­ras, abrirá nuevas oportunidades de mercados rentables para toda la cadena productiva.
  • El incremento de la productividad y mejora de la sanidad en las uni­dades productivas, se convierte en una garantía, para el productor, para tener acceso a los créditos y mejor relación con los mercados.

Impacto ambiental

  • Evita el uso indiscriminado de agroquímicos, permitiendo un efecto benéfico del medio am­biente y la salud humana.
  • En el aspecto ecológico, a través de las dos tecnologías, se potencializa el uso del recurso de los procesos de la cosecha del café. De manera racional. En beneficio de conserva­ción del medio ambiente.
  • Conservación y no contaminación de los suelos erosionables cafeta­leros, evitando el lavado de los ferti­lizantes aplicados superficialmente.
  • El ámbito de aplicación de las tec­nologías son: Junín, San Martín y Cusco. En estas tres Regiones, las tecnologías del INIA pueden llegar a unas 70 000 ha (21% del área na­cional). Lo cual significa que los pe­queños y medianos productores que aplicarían las tecnologías de INIA en esas 70 000 ha, tendrían ingre­sos adicionales por unos 504 millo­nes de soles, en una sola campaña

Cuadro de Tecnolgías de Manejo Liberadas en Café

PRODUCTO

NOMBRE DE LA TECNOLOGÍA DE MANEJO

REGIÓN DE LIBERACIÓN

EEA

AÑO

Café

Rehabilitación y fertilización de plantaciones de café

Junín

Santa Ana

2010

Café

Manejo integrado de la broca del café

Junín

Santa Ana

2011

 

 

Cafe01