Jueves, 23 de noviembre 2017

Tecnología en Cuyes

 
A lo largo de Sierra y en poblados de la Costa, no existen familias campe­sinas que no críen cuyes, fuente de proteína para su alimentación.

Los logros alcanzados en la Costa central pueden fácilmente visualizar­se. Es indudable que estos resulta­dos han sido generados en el tiempo y mediante el Proyecto INIA – INCA­GRO se ha consolidado. Al evaluar el impacto de la utilización de cuyes mejorados en el INIA con raciones de alta densidad nutricional se pue­de apreciar la mejora económica que representa el uso de alternativas tecnológicas validadas en el campo. La validación en los ecosistemas de costa ha permitido el desarrollo de esta actividad hacia crianzas comer­ciales, las mismas que vienen conso­lidando su capacidad para exportar.

El impacto a nivel nacional es positi­vo pero no es sostenible por el factor clima que determina la producción forrajera, tampoco tienen disponible muchos insumos para preparar una ración regional. El rol social de se­guridad alimentaria continua siendo importante a nivel nacional.

En los sistemas de producción eva­luados en la Costa central, en el Norte, Sur y Este de Lima se ha podido observar el efecto del im­pacto económico. Como estas mi­croempresas no son formales no incurren más que en el gasto de alimentación, sea por el cultivar del forraje que ha sido maíz chala y por la compra de un alimento balanceado evaluado experimentalmente y ahora preparado comercialmente en la Universidad Nacional Agraria. De allí que los ingresos generados son interpretados de dos maneras.

 

 

cuy